Durante los últimos años, el mercado de divisas extranjeras ha pasado de mover cifras cercanas al US$1.5 billones a más de 5 billones de dólares al día. Y es que a pesar de las numerosas y archiconocidas crisis económicas mundiales (donde la europea es la más comentada), este mercado parece seguir la tendencia del crecimiento constante y, a no ser que ocurra una catástrofe planetaria, el asunto continuará en ascenso.

Forex

Por ello, invertir en Forex parece ser una buena opción para generar ingresos extras o, si se cuenta con una buena preparación, obtener suculentas sumas que permitan a cualquier persona vivir holgadamente y sin contratiempos económicos. Después de todo, no hay secretos para el éxito y cualquiera puede triunfar en este naciente pero ya consolidado mercado de monedas.

Claves necesarias de conocer

No obstante, y aunque las llaves que conducen al éxito no son únicas y universales, existen ciertas claves o reglas de oro que conducen al camino correcto. En una sociedad donde el valor del capital parece primar sobre muchas cosas, invertir dinero implica ser, a lo menos, prudente al pensar y disciplinado al actuar.

  1. Mantener la mirada puesta en el proceso: evidentemente, si lo que estamos invirtiendo es dinero, lo que deseamos a toda costa es que el capital que pusimos a la balanza tenga un retorno rápido y se multiplique lo más pronto posible. Sin embargo, al momento de apuntarnos como inversionistas en Forex, debemos pensar de manera estratégica y centrarnos en conseguir el propósito final de alcanzar el éxito deseado.

Por ello, la disciplina debe primar en cada acción que llevemos a cabo, sin perder de vista el objetivo final. Respetar la planificación y enfocarnos en el proceso es lo que nos entregará ganancias consistentes y el rendimiento esperado.

  1. Saber de antemano que Forex es diferente al resto de los mercados: no se puede operar en el mercado de divisas de la misma forma que se hace con la Bolsa de Valores o con cualquier otro bien. Aquí, lo que se comercializa es dinero y nada más, en formato de pares (por ejemplo, comprar euros con dólares) y con valores que se mueven gracias a motores totalmente diferentes al resto de los mercados conocidos.
  2. Tener un control de riesgos detallado: cada inversionista cuenta con parámetros diferentes que los llevan a tomar distintos niveles de riesgos. Tanto la tolerancia a estos como las metas fijadas dependerán del estado financiero que se posea en determinado momento y, si se lleva una disciplina constante y estricta, no debieran existir problemas ni menos sucumbir al fracaso de una operación.
  3. Saber dónde invertir: la web está repleta de anuncios donde todos prometen la mejor gestión financiera y los retornos más altos. Naturalmente, existirán programas que acaparen la mayor cantidad de inversionistas, pero no necesariamente estos serán los mejores. Investigar profundamente y no quedarse sólo con aquello más popular garantizará una buena elección.

La estrategia como pilar fundamental

Aunque en esta vida es necesario a veces improvisar y arriesgarlo todo por algún propósito, la realidad indica que en Forex es vital contar con una estrategia clara y precisa. Conocer bien este plan y saber hasta dónde es sensato arriesgar salvará a todo inversor de fracasar en su aventura por el mercado de divisas.

(Visited 9 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí