Muchas personas hablan de mala manera sobre el Dropshipping. A veces porque simplemente siguen “el teléfono descompuesto” de lo que han oído de forma lejana.

Otras, porque han comenzado de forma vertiginosa con esta modalidad y no les fue positiva. Por eso, esta serie de 5 entregas tratará cada una de esas “contras” que muchos esgrimen como muros para que nadie adopte el dropshipping.

El primer “no”: el Dropshipping no es rentable Es lo que más dicen los “supuestos” enemigos del droship. No pueden creer que al no invertir en stock, un negocio pueda ser rentable, olvidando desde un principio lo que significa la rentabilidad: una relación entre ingresos y egresos.

Decir que algo no es rentable es, en términos claros, que los ingresos que se obtienen no superan a los egresos. Existen distintos tipos de rentabilidades, es una regla del mundo financiero: quien más riesgos corre, obtiene mayores rentabilidades, y viceversa el que menos.

5 grandes mentiras Dropshipping

El dropshipping es un sistema que premia la seguridad: no se deben hacer inversiones de stock, de montar una tienda en línea, ni de realizar los envíos. Solamente hay que encargarse de atraer clientes y cerrar operaciones. Por eso, uno gana en tranquilidad al no arriesgar inmovilizar dinero en comprar artículos que no sabe si va a vender o no. Gana en paz al no tener que realizar los despachos de las mercaderías.

Por eso, es obvio que el dropshipping obtiene rentabilidades menores a las de tener tu propia tienda en línea, para la que tuviste que trabajar en un diseño, búsqueda de proveedores, compra de artículos, gestionar la logística y una larga lista de etcéteras. El dropshipping es la gran oportunidad de iniciarse en el comercio internacional, sin arriesgar inversiones de dinero, y conocer un mercado.

Continuando con la serie de entregas que buscan correr el velo sobre ciertos “aspectos oscuros” del dropshipping, hoy queremos continuar quitándole la máscara a otra mala cara construida sobre esta práctica: la rentabilidad. Y también tomaremos otra nueva faceta puesta en duda: la independencia del negocio.

El dropshipping es trabajo, no lotería. La idea del dropship es invertir en tiempo de trabajo lo más que se pueda. Muchos simplemente quieren trabajar un par de horas al
día y que eso baste para posicionar su tienda en la Web sin más. Amigo, si piensas así, lamentamos decirte que fracasarás.
O trabajas en dar a conocer tu sitio, darle renombre y alcanzar clientes (inviertes tus horas) o tendrás que pagar para que alguien lo haga. Y aquí es donde mucho pierden
y licuan el beneficio que logran con las ventas: pagándole a otros para que hagan el trabajo que les corresponde a ellos.

Mentira numero 2: en dropshipping no manejas tu comercio

Como en la cuestión del tiempo que dedicas, decir que en el dropshipping no manejas tu negocio es otra falacia. La mayoría de los proveedores y mayoristas de dropshipping permiten personalizar el aspecto de tu tienda en línea, y generar adaptaciones propias para el público al que decides enfocarte.

Claro es, que si antes de empezar no decides puntualmente qué venderá tu tienda y a qué público en particular, pues entonces ya el problema no es del dropshipping, sino tuyo: no has elegido nicho de mercado.

La rentabilidad en los inicios del dropshipping como actividad que depende de un proveedor único, dependerá del margen que éste nos otorgue y cuánto podamos trabajar nosotros la colocación en línea de nuestra tienda. Claro que… “ningún viento es favorable para quien no sabe a dónde va”.

Poco a poco vamos poniendo blanco sobre negro, en aquellas cosas que algunos supuestos enemigos del dropshipping quieren que creamos en “favor de nuestro bien”.
Recuerda que en el anterior aporte mencionamos sobre el supuesto “de no tener control” del negocio, cuando en realidad eres Tú quien debe saber escoger un nicho de mercado, el público objetivo y el proveedor que mejor se cuadre a tus objetivos.

Mentira número 3: los sistemas de Dropshipping no te dan nada gratis

Muchos piensan que por acceder a un sistema de dropshipping, tendrán de forma gratuita toda una monstruosa plataforma de venta online, para competir de igual a igual con gigantes como eBay, sin tener que poner un solo centavo.

Lo cierto es que se brinda un sitio que generalmente es un subdominio del proveedor o mayorista (aunque algunas empresas permiten gestionar módulos de compra en sitios propios), el cual se puede previsualizar y ver cómo funciona. Es decir, no es nada de lo que no se pueda saber antes, y de lo que no se pueda salir.
Aunque si quieres hacer una diferencia sustancial, vendrá muy bien que busques un proveedor dropshipping que tenga un público objetivo que en lo posible sea cautivo
o dedicado. Esencialmente, que el público objetivo sea fácil para interactuar (no productos demasiado técnicos salvo que conozcas del asunto), que las mercaderías te
dejen un margen razonable.

El margen más abultado lo conseguirás teniendo tu propio sitio de dropshipping, por lo cual es excelente idea comenzar con una plataforma facilitada por un mayorista de dropshipping e ir aprendiendo sobre diseño web, posicionamiento SEO, marketing online, y toda herramienta que colabore con la mejore de tu tienda en línea.

Se va cayendo el antifaz de al menos la gran mayoría de enemigos del dropshipping: asustar a los que están ingresando para evitar la competencia, y quedarse con una mayor cuota de mercado, sin trabajar. O simplemente, manifestar su frustración por haber ingresado al sistema sin el conocimiento de base que se requiere para todo negocio, y laperseverancia que la vida toda nos pide. Sigamos, quedan dos mitos más por probar.

Cuarta mentira: Tú no decides el precio de lo que vendes

Los enemigos acérrimos del dropshipping aseguran que no puedes fijar precio de productos. Que las empresas que te dan la posibilidad bajo sus alas, imponen valores
similares a todos sus asociados, por lo cual no existe gran diferencia entre los montos que tú establezcas y los que coloquen otros dropshippers.

Si bien, las compañías mayoristas imponen un valor que se les debe pagar, lo cierto es que el valor final de cada mercancía lo establece el vendedor. Y lo fijará en relación a lo que su mercado le permita. De aquí reside la perspicacia de poder ingresar en sectores de dropshipping donde no exista demasiada saturación o competencia.

Y si se opta por vender en segmentos de alta competitividad, donde el precio del producto es muy similar entre los vendedores, se debe tener claro poder cautivar a los
clientes con otros adicionales. Aquí es donde entra en juego brindar buen servicio de atención, asesoramiento, y luego un buen post venta. Como en todo negocio actual,

pensar que solamente ofertar logrará ventas es equivocado: en dropshipping también es necesario agregar valor.

Llegamos. Esta es la última entrega de la saga. Y no pecamos de optimistas: corrimos las cortinas sobre mitos y mentiras, para que en realidad veas que el dropshipping no sólo es posible, sino que es real y que como todo trabajo, necesita dedicación. Aún no acabamos: nos resta una valla más por saltar:

Mentira numero. 5: en el dropshipping no existen facilidades

Que te den una plataforma de venta en línea, gratis o con financiamiento. Que tendrás asesoramiento y ayuda en línea. Y cualquier otra cosa hasta en contra de la lógica (como que a las empresas les interesa hacerte difícil la venta de sus productos) es lo que dicen algunos detractores nefastos del dropshipping.
Y todo este andamiaje de negativas zozobra ante una sola pregunta: ¿a qué empresa le puede interesar armar un sistema de ventas, para no vender? Es claro que a ninguna, ni a las de dropshipping.

Las facilidades existen, y el dropshipping es una forma de hacer comercio excelente si se escoge el proveedor adecuado, los productos y el público. Lo ideal es tratar de
negociar los márgenes con los mayoristas, y enfocarse en nichos de mercado sobre los que uno tenga conocimiento y experiencia de primera mano (hobbies, pasatiempos, deportes, etc.).

Y sobre todo, trabajar: lograr el posicionamiento del sitio o tienda en línea, promocionarlo, darlo de alta en buscadores y directorios, buscar clientes. Como cualquier negocio de venta, en el dropshipping esperar que el cliente llegue hoy no es opción.

(Visited 32 times, 1 visits today)

3 Comentarios

  1. Muy buena reseña sobre el DS. Aunque me interesa el tema y quisiera ponerlo en práctica hay puntos que has mencionado en los que me detengo, como es el caso de la atención, las garantías sobre los productos que ofreces, la seguridad y confianza, entre otras cosas. Por otra parte me gustaría saber cuál es tu página para realizar este trabajo, he revisado y no he visto enlace. Me gustaría dar un vistazo. Agradecido por toda la información que brindas.

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí