Aunque la personalidad de un buen trader exige que haya cierta dosis de seguridad en sí mismo, el exceso de esta es un componente absolutamente nefasto para quien desee emprender una carrera financiera en Forex y culminar las operaciones con éxito. Y es que el mercado de divisas está diseñado justamente para que personalidades egocéntricas terminen cediendo a sus impulsos y así dejando suculentas sumas a las arcas.

Forex

Negocios son negocios, y éste no es la excepción a la regla. De hecho, el carácter impersonal y el nulo contacto existente entre uno y otro inversionista promueve más aún la presencia de conductas poco éticas y, lamentablemente, el arribo de cientos de estafadores que hacen sus jugadas conquistando a traders ambiciosos y carentes de sentido práctico.

Aprendiendo de los errores

En primer lugar, el error más común en Forex, sobre todo en quienes se inician en este mercado, es creer que fracasar en alguna operación dependerá exclusivamente de sus propias capacidades y que, si se tienen las herramientas necesarias, no tendría por qué haber un tropiezo.

Necesariamente y de manera casi axiomática, los pequeños fracasos son parte del juego. Ganar siempre no está en los planes de quienes son considerados como los traders más exitosos del mundo: ellos saben de antemano que caerse es un componente incluído en el sistema y que, de cada caída, puede aprenderse una poderosa lección.

Exactamente, este último punto es de vital importancia y diferencia a los buenos de los malos inversores. Una personalidad egocéntrica y demasiado centrada en sus fortalezas, probablemente culpe al camino del tropiezo sufrido pero jamás reconocerán su cuota de error al respecto: la culpa es del resto, pero no de ellos.

De esta forma, jamás sacarán lecciones de sus caídas ni tampoco considerarán a estas como una valiosa instancia tanto de crecimiento personal como de superación al interior de su carrera en Forex, impidiéndole apreciar el conjunto en su totalidad y sólo aceptando una pequeña fracción de la realidad: la que a ellos les favorece.

Una conducta exitosa

Tanto en la formación de nuevos traders como en el ejercicio mismo de la carrera financiera, una conducta exitosa consiste en llevar un listado de todas las emociones y pensamientos que se presenten tanto cuando se ha llevado a cabo una operación exitosa en Forex como una que resulte en un completo fracaso.

Optimizar los estados mentales suscitados en instancias de triunfo pasará a ser una tarea a trabajar para su fortalecimiento y desarrollo mientras que, por el contrario, eliminar las emociones y actitudes vivenciadas en momentos donde las transacciones no han resultado ser las que se esperaban, pasará a ser una prioridad.

Asimismo, llevar un registro de cada uno de los “peros” que se mencionen en un día común dará cuenta de cómo aquellos arranques de egolatría afectan a nuestra vida. “Hice todo bien pero justo subió el euro” o “te iba a llamar pero se me olvidó” son situaciones diametralmente opuestas y que sin embargo representan exactamente lo mismo: culpar al resto de lo que hicimos o no hicimos.

(Visited 12 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí