Está más que claro que, para llevar a cabo con éxito alguna disciplina, la formación es de vital importancia y mientras mejor sea esta, mejores también serán los resultados. Para ser médico se necesitan de al menos 7 años de estudios universitarios, para ser psicólogo de al menos 5 pero, para convertirse en un inversor exitoso en el mercado de divisas, el asunto es diametralmente opuesto.

Forex

Cuando Forex comenzó a dar sus primeros pasos, conseguir siquiera algo de información se trataba de una tarea sumamente compleja y, de todo lo que había en la web, la gran parte correspondía a datos aislados, poco entendidos e incluso errados, desconociéndose muchas veces el real trasfondo del mercado detrás del intercambio de monedas.

No obstante, en la actualidad disponemos de muchísima información y, lo que es más importante, numerosos cursos (algunos de ellos gratuitos) que nos proporcionan las herramientas necesarias para desenvolvernos sin mayores problemas en el negocio donde, el límite entre el éxito y el fracaso está a solo un clic de distancia.

Entrar en el mercado de divisas y no morir en el intento

Los datos señalan que cerca de un 80% de quienes se aventuran en Forex terminan sucumbiendo en su intento bursátil y que, por más información que nos entregue la web o ciertas revistas de renombre en el área financiera, esta cifra sigue allí invariablemente. Por ello, es preciso inferir que también una cifra cercana al 80% de los datos que abundan en la red y los mismos cursos no son del todo acertados y que, quizás, nos lleven al fracaso.

Ahora bien, si nos damos el ejercicio de revisar en Internet la cantidad de blogs y foros dedicados al sector, nos daremos cuenta en seguida que justamente cerca del 80% de estos están totalmente descontinuados y que las últimas entradas y publicaciones de usuarios se hicieron hace ya varios meses atrás (probablemente siguen “al aire” pues eso es lo que dura el contrato con el dominio o el hosting)

Lo cierto es que, en un negocio cambiante y vertiginoso como Forex, todo tipo de curso e información al respecto no debiera ser más que una guía auxiliar que sirva como orientación y, de este modo, lo principal consiste en ajustar nuestras inversiones al plan inicial, sin salirnos de estos márgenes ni caer en la tentación de arriesgarnos más de la cuenta aunque los vientos corran a nuestro favor.

En la búsqueda de un buen curso

El sentido común nos plantea que, por lo general, los cursos pagados son aquellos que entregarán una mejor formación. No obstante, muchos de estos están desarrollados por novatos que advierten un nicho lucrativo o, inclusive, intentos de estafa bien articulados y poco éticos que en poco tiempo terminan por fracasar.

Por ello, lo principal es investigar utilizando toda la agudeza de nuestros sentidos y apelando sobre todo a la cantidad de tiempo que estos informantes y cursos en línea llevan en la web. Si ha superado la barrera de los 2 o 3 años, probablemente estemos frente a una buena fuente que, sin dudas, resulta totalmente confiable y que nos permitirá incursionar de manera digna y exitosa en el mundo de Forex.

(Visited 6 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí