Invertir en Forex, así como en cualquier negocio, parte de la base de la necesidad de generar ganancias a partir de un capital inicial y con ello expandirse a niveles tan altos como se pueden imaginar. Sin embargo, no existe ninguna clave del éxito que permita decir a ciencia cierta si los resultados finales serán positivos ni mucho menos puede asegurarse de manera absoluta que las ganancias que se obtengan serán las pronosticadas al principio.

Forex

Por ello, es vital importancia contar con cierto capital de recursos psicológicos que permitan al inversor mantener la mente fría y no caer en la desesperación si las cosas no resultan como se lo ha propuesto ni tampoco perder la cordura si las ganancias se disparan de forma inesperada.

Cuestión de actitud

Aunque el secreto del éxito no es más que un cliché, hay quienes sostienen que la mentalidad de los grandes realizadores parte del establecimiento de objetivos claros, continúa con tomar una decisión de si se está dispuesto a pagar el precio necesario para alcanzar ese objetivo y finaliza con el acto mismo de pagar ese precio.

Algo similar sucede con quienes se atreven a invertir en Forex, donde la fórmula del trader exitoso se resume en la siguiente ecuación:

Rentabilidad= paciencia + disciplina + realismo + riesgo

Lógicamente, el objetivo único de un trader es conseguir el máximo de rentabilidad posible del capital inicial que se haya invertido, por lo que ya tenemos resuelto el tema de los objetivos claros y concretos. Ahora bien, la disciplina, la paciencia y el realismo vienen a ser atributos psicológicos que deben desarrollarse paulatinamente para luego ser aplicados en la cotidianeidad.

  • Paciencia: los datos indican que cerca de un 80% de los inversores en Forex fracasan en sus intentos. Por ello, es de crucial importancia mantener la mirada puesta en los objetivos trazados inicialmente, sabiendo que independientemente del tiempo que demoren en llegar las ganancias, estas se obtendrán si el plan diseñado se sigue al pie de la letra, sin apresurarse ni apurar el ritmo.
  • Disciplina: ya que se cuenta con una planificación diseñada en base a las metas que se han propuesto, es de vital trascendencia respetarla paso a paso sin perder el horizonte final. La organización y la coherencia en las acciones llevarán a que la disciplina no sea una carga sino una cualidad de cada trader.
  • Realismo: es natural que al invertir capital en el mercado de divisas extranjeras, la persona forme mundos en su mente donde las ganancias son enormes y las riquezas abunden. No obstante, es preciso mantener la cordura en todo momento, sin sumirse en la frustración cuando hay un tropiezo ni enceguecerse si se tuvo un día exitoso.
  • Riesgo: no es más que gestionar correctamente la cuota de riesgo que se está dispuesto a asumir. Si se arriesga un 50%, sólo con dos tropiezos ya estás fuera del mercado. Como regla general, los traders exitosos aconsejan no arriesgar más del 2% del capital y mantener ese ritmo constantemente.

Permanecer en el tiempo

Considerando que sólo se arriesga entre el 1% y el 2%, existirá la certeza de que se alcanzará la experiencia y estabilidad necesaria en Forex. Mientras los objetivos no se desvíen de la mirada, el éxito debería llegar.

(Visited 5 times, 1 visits today)

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí